El gran número de curriculums que reciben las empresas día a día (vía tanto online como offline), crea una situación de urgencia entre los candidatos potenciales. Muchos quieren optar a sus puestos, y se tiende a pensar que la entrega en mano del curriculum genera una imagen de mayor implicación e interés.

Sin embargo, tras la actualización de la Ley de Protección de Datos, que entró en vigor el 25 de mayo de 2018, el proceso se complica enormemente para candidatos y compañías.

 

Consideraciones a atender por las compañías

En primer lugar, para poder mantener y guardar el curriculum que llega físicamente, necesita ser registrado en la Agencia de Protección de Datos con la aplicación de las medidas de seguridad necesarias

 

Pasos para completar el registro de los curriculums en la Agencia de Protección de Datos

Por norma general, se tienen que crear una serie de ficheros que deben incluir la siguiente información:

  • Datos que se recogen
  • Finalidad
  • Medidas de seguridad que se aplican
  • Plazos en los que se va a suprimir la información
  • Si se van a ceder o transferir fuera de la Unión Europea

Es necesario cumplir un principio de responsabilidad, en el que la compañía asegura la protección de datos y derechos del interesado. Como complemento de este principio, se suele realizar una evaluación del impacto. Esta evaluación consiste en evaluar los riesgos que, por ejemplo, pueden suponer las nuevas tecnologías, la tenencia de un gran número de datos o las transferencias de datos fuera de la Unión Europea para la protección del interesado.

A los Derechos ARCO (Acceso, Rectificación, Oposición y Cancelación), el RGPD añade los derechos de portabilidad y de limitación.

El primero supone que un interesado que haya aportado sus datos pueda pedir el traslado de los mismos a otra plataforma.

Por otro lado, el derecho de limitación permite al interesado suspender el proceso de tratamiento de datos.

Además del registro, es necesario mantener informado al candidato sobre la siguiente información (artículo 5 de la LOPD):

  • De la existencia de un fichero, la finalidad de la recogida de esos datos personales y los destinatarios de la información.
  • El carácter obligatorio de su respuesta a las preguntas planteadas.
  • Las consecuencias de la obtención de los datos o de la negativa a suministrarlos.
  • La posibilidad de ejercitar los derechos de acceso, para saber de qué información dispone la empresa sobre nosotros, rectificación, para actualizar o modificar datos y cancelación y oposición ya que en cualquier momento podemos decidir que no queremos que la empresa siga tratando nuestros datos de carácter personal.
  • La identidad y dirección del responsable del tratamiento o, en su caso, de su representante.

 

Sanciones

Como se puede comprobar, el tiempo dedicado a cada persona interesada es realmente alto y resulta una tarea extensa sin asegurar una contratación exitosa. Además, el hecho de incumplir con la ley acarrea sanciones que oscilan entre los 601,01 € y los 601.012,01€ dependiendo de si se consideran leves, graves o muy graves.

 

Ventajas y consideraciones del canal online

Sin embargo, el canal online además de ser mucho más eficiente, tiene otras ventajas que desbancan a la entrega del curriculum en mano.Estas ventajas son “ubicuidad 24/7/365”, es decir, acceder a oportunidades de empleo desde cualquier punto, inscribirte en cualquier oferta con gran rapidez y poder hacer búsquedas por sectores profesionales especializados.

 

Respecto a este canal, es necesario tener en cuenta el aspecto de las redes sociales y las redes sociales profesionales.

En las primeras, suele existir una ley de protección de datos propia y el interesado decide si publicar el curriculum o no. En el caso de las redes sociales profesionales, el  currículum está expuesto con la finalidad de recibir ofertas laborales.

Para adaptarse a la nueva RGPD, toda página web debe de incluir un Aviso Legal, la Política de Privacidad, la Política de Cookies o los formularios de contacto.

 

Como se puede comprobar, no solo resulta un problema para las compañías, si no que el interesado puede resultar afectado si las empresas no realizan los pasos necesarios de manera estricta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 5 =