Marca personal o huella digital.

Cuando hablamos de marca personal hay muchas formas de acuñarlo, marca personal  es sin duda la más conocida, aunque también puede nombrarse  identidad digital o huella digital. Todas ellas vienen a significar lo mismo.

¿Qué te parecería tener la posibilidad de tener al director de recursos humanos delante de ti y no aprovechar la oportunidad? Esto es lo mismo que sucede cuando no aprovechamos o no cuidamos nuestra identidad en la red.

¿Cómo podemos definir la Marca Personal?

Una definición de marca personal es el reconocimiento por parte de otros, es decir, lo que tú transmites o puedes aportar en ese sector o trabajo a desempeñar.

Marca personal es la identificación de tu nombre y tus apellidos, conocimientos, especialidad, valores, etc.

En definitiva la  marca personal no solo la construyes tú, sino que también otros se encargan de hacerlo, es la diferencia entre lo que tu transmites y los demás perciben.

Por esta razón ninguno de nosotros estamos exentos de comentarios negativos.


Por otro lado, todos deberíamos tener la obligación de conocer todo lo que existe en la red sobre nosotros. Todo ello, es tan fácil como meternos en Google desde un dispositivo que no sea nuestro y ver qué información hay sobre nosotros en la red.

Cuidar nuestra marca personal es esencial, ya que cuesta mucho esfuerzo y tiempo construirla y en apenas unos minutos se puede deformar o destruir.

Conocer quién eres, poder decirlo en apenas un minuto o escribirlo en pocas palabras, es muy importante. Transmitirlo en  un mensaje claro y conciso va a ser lo que te defina como profesional. Practícalo en familia o con amigos, ellos te ayudarán a mejorarlo.

Te podrán dar un buen feedback, saber si suena creíble y sobre todo si se ajusta a lo que quieres mostrar.

El Elevator Pitch: Discurso o presentación.

¿En qué consiste?

El Elevator Pitch es un mensaje breve, de aproximadamente 1 minuto de duración para contar tu perfil profesional o bien para financiar tu proyecto de una forma más atractiva y diferenciadora.

El Elevator Pitch es un mensaje breve, de aproximadamente 1 minuto de duración para contar tu perfil profesional o bien para financiar tu proyecto de una forma más atractiva y diferenciadora.

Para ello te recomendamos tener muy clara tu misión:

Hay muchas posibilidades para dirigirte hacia dónde quieres ir, puedes empezar por escribir en un folio en blanco tus conocimientos, experiencia, capacidades y prioridades o bien confeccionar un DAFO personal.

En el Dafo, explicarás tus debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades; no hay un patrón fijo por lo que puedes ser creativo.

En conocimientos expresaremos todo lo que sabemos o conocemos, intentando ser siempre lo más objetivo posible.

En experiencia, deberemos ser realistas tanto si tenemos mucha o poca, esto dependerá de la edad que tengamos.

También es un buen momento de contar si hemos participado en voluntariado o bien si hemos realizado algún viaje humanitario.

Aunque podamos considerar que es irrelevante ya que a priori no tiene mucho o nada que ver con el puesto que estamos aplicando. Pero puede ser interesante ya que la personalidad, la forma de trabajar o de comportarnos se divide por todas las experiencias que hemos ido viviendo a lo largo de nuestra vida.

En el campo de capacidades o habilidades es el momento de centrarnos en lo que somos capaces de hacer o de dar, nuestras prioridades y lo que nos influye.  

Hoy en día no se miden a las personas por C.V, sino por:

Valor= (C+H) x A

De ahí a que digamos que el conocimiento y la habilidad suma pero la actitud con la que nos enfrentemos a las tareas a desempeñar multiplican.

Otros mecanismos para dirigirte a tu meta:

Existen otros mecanismos para saber cuáles son tus prioridades, hacia dónde y cómo te gustaría dirigirte.

Siendo conscientes de ello  debemos trabajar  y priorizar en los cuatro aspectos que conforman nuestro día a día: trabajo, familia, dinero y salud. Muchas veces resulta difícil hacer una balanza, por lo que es interesante realizar el test del aeropuerto.

Este test consiste en escribir en un folio en cómo te gustaría estar en esos cuatro aspectos en cinco años.

También otra buena forma es escribir un mail o bien un WhatsApp y enviárselo a 10 contactos de tal manera que estos te respondan como te ven, está iniciativa te ayudará a saber la imagen que proyectas y si es la misma la que deseas.

Por otro lado a la hora de estar inmerso  en un proceso de selección debes conciliar una serie de preguntas.

En primer lugar tu diferenciación, es decir, porque el reclutador te va a elegir a ti respecto al resto de candidatos, muestra tu autenticidad y ser consciente que todos tenemos algo que aportar y exprimirlo al máximo.

Lo importante es que tanto el receptor potencial es decir, el reclutador que te entrevistará, como toda la información que aparezca en la red sobre ti coincidan y expresen tu marca personal al 100%.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 20 =